¿Cómo curar a mi perro de una herida?

Los animales al igual que las personas, pueden lastimarse o hacerse daño de diferentes maneras, en especial cuando están corriendo y jugando, por lo cual es importante estar muy pendientes de ellos, al igual que saber cómo curar a mi perro de una herida en caso de ser necesario aplicar primeros auxilios.

Como curar a mi perro de una herida

¿Cómo curar a mi perro de una herida abierta?

Para curar a mi perro de una herida, en especial si está es abierta, antes debemos realizar primeros auxilios. Con primeros auxilios nos referimos a la preparación de la herida para así poder curarla como es debido, pero para saber cuáles son los cuidados que debemos tener, es necesario conocer los tipos de heridas abiertas que existen.

Normalmente dependiendo de la herida que tenga nuestro perro, podremos curarlo sin la necesidad de acudir a un veterinario, como también existen muchas otras en dónde es obligatorio acudir a él.

¿Cuáles son los tipos de heridas abiertas que existen?

En este apartado les mostraremos cada una de las heridas abiertas que existen, para así poder explicarles los cuidados para la piel de la mascota.

Entre los tipos de heridas abiertas más comunes que existen en los canes están los siguientes:

  • Cortes y rasguños.
  • Uñas partidas.
  • Mordeduras.
  • Fracturas con heridas o abiertas.
  • Quemaduras.
  • Úlceras.
  • Heridas abiertas con gusanos.

Cómo curar a mi perro de una herida

De seguro has llegado a escuchar sobre estas heridas, ya que son las más frecuentadas en los animales, en especial en los perros. Cada una de ellas requiere una atención y un cuidado diferente, por lo que es muy importante que sepas cómo curar a tu perro de una herida y sobre los primeros auxilios que debemos aplicar.

Cortes y rasguños

Este tipo de heridas suelen ser un poco abiertas y profundas, pueden identificarse ya que están de forma vertical o longitudinales. Están sujetas a infectarse, pero sin embargo son más sencillas de curar.

Uñas partidas

Si tú mascota estaba en una pelea de perros y se le ha partido una uña, es necesario conocer el cuidado que esto amerita. En ocasiones puede llegar a sólo partirse una parte, como también puede partirse toda y generar gran preocupación, ya que esta zona además de ser muy sensible suele botar mucha sangre.

Mordeduras

Las mordeduras son fáciles de identificar, ya que a simple vista se ha de ver la marca de los dientes, unas son superficiales, como también muchas otras son profundas. El cuidado y peligro de ellas va a depender de qué animal es la mordida.

Fracturas con heridas o abiertas

Todos sabemos que, una fractura es cuando un hueso se parte, algunas de ellas suelen ser internas pero otras quedan al aire. Sin importar el tipo de fractura, debemos acudir inmediatamente a un veterinario y para ello, debemos tener mucho cuidado con el can al momento de trasladarlo.

Quemaduras

Dependiendo del tipo de quemadura, requiere un cuidado diferente. Así que, si nuestro perro ha sufrido una quemadura, es mejor comunicarnos con un veterinario y esperar sus indicaciones en vez de actuar por impulso, ya que podemos empeorar la situación.

Leer también:  Mejores ejercicios para perros con artrosis

Úlceras

Lastimosamente están este tipo de heridas, denominadas úlceras, ya que son aquellas heridas viejas que no han logrado curarse por diferentes motivos, además que han de infectarse todo el tiempo, lo cual produce fuerte dolor y hedor.

Heridas abiertas con gusanos

Las heridas abiertas con gusanos se conocen por diferentes nombres, entre uno de ellos está la miasis. En una herida abierta pueden aparecer huevos cuando en ella se han de posar moscas u otros insectos y estos han colocado allí sus huevos, provocando una fuerte infección en el animal y la aparición de gusanos y larvas.

El cuidado que amerita es muy delicado, ya que se deben retirar todos los huevos y los gusanos para poder desinfectar correctamente la piel y evitar la propagación. Por lo tanto, es recomendable utilizar un bozal en nuestro perro, para evitar que nos hagan daño o a ellos mismos.

 

Primeros auxilios – Cómo curar a mi perro de una herida

Como hemos mencionado anteriormente, para poder curar a tu perro de una herida, debes identificar el tipo de ella, ya que si se trata de una quemadura o una fractura, es mejor acudir con un especialista para que tú mascota pueda ser atendida correctamente.

De lo contrario, si se trata de una herida menor, puedes atenderlo desde casa tomando en consideración los siguientes pasos para aplicar primeros auxilios.

Paso 1

El primer paso que debes realizar es inmovilizar al perro, para que esté no se lastime a sí mismo, ni mucho menos a ti. Cómo también para que al momento de revisarlo tú no vayas a lastimarlo.

Lo ideal para realizar primeros auxilios en un can es hacerlo con la ayuda de otra persona. Para que así, una pueda sostenerlo y la otra curarlo.

Paso 2

Cuando hayas inmovilizado al canino, debes recortar un poco el pelo del área en dónde está la herida. Aunque si en la zona hay mucha sangre, vas a tener que limpiarla un poco utilizando agua oxigenada y luego de ello con una tijera preferiblemente de punta redonda, corta el pelo para poder curar su herida.

Este paso es muy necesario, ya que los pelos pueden infectar la herida y no dejarla secar como es debido.

Paso 3

En el tercer paso debes asegurarte que en la herida no existen residuos de algún objeto o incluso de tierra, vidrios y plásticos. Si notas la existencia de alguno de ellos, tienes que utilizar agua a temperatura ambiente o solución fisiológica para limpiar la zona de estos agentes.

También, puedes usar unas pinzas para quitar estos residuos, ya sea que estén cerca de la herida o en el pelaje. Sin embargo, si estos están incrustados en la herida no los retires de este modo, porque puedes provocar una hemorragia en el animal y será peor la situación.

Paso 4

Dependiendo del tipo de herida y si está es muy abierta, de seguro habrá mucha sangre, por lo que debemos parar la hemorragia con carácter de urgencia.

Si el sangrado es leve podemos utilizar un poco de agua oxigenada y ayudarnos con una gasa, pero no coloquemos está directamente sobre la herida ya que puede ser peor. Lo mejor que podemos hacer es colocar la Gasa debajo de la herida e ir echando el agua oxigenada o colocarla de a toques con la gasa.

Leer también:  ¿Por qué mi perro amanece mojado? Enfermedades y remedios

Por otro lado, si es un sangrado excesivo, tienes que hacer presión en la herida con la ayuda de una gasa y del mismo modo, comunicarte con emergencias para que la mascota reciba atención médica.

Paso 5

Acá debes desinfectar muy bien la lesión. Para ello, puedes utilizar una gasa del mismo modo que en el paso número cuatro. Además, tienes que usar yodo, alcohol o povidine.

En ningún momento vayas a dejar tapada o cubierta la herida, ya que esta puede empeorar y será muy doloroso para el canino. Siempre hay que esperar a que seque para poder cubrirla.

Paso 6

Cuando hayas llegado al paso número seis, tendrás que dejar secar la herida. Luego de haber colocado en ella alguno de los productos antes mencionados, deberás dejarla secar muy bien al aire libre, para que luego de estar totalmente seca poder cubrirla y así no se infecte.

Paso 7

En el momento que notes la herida totalmente seca, debes proseguir a cubrir para que luego está no se infecte. Puedes cubrirla con una gasa y con ayuda de adhesivo sostén la gasa. También puedes crear un vendaje por si hay pelo cerca, para que no se caiga.

Cómo curar a mi perro de una herida

Paso 8

Colócale al canino un collar Isabelino o un cono, para que esto impida que el perro se quite el vendaje y se rasque la herida, ya que esto puede ocasionar una infección, desangrado o incluso algo peor.

Paso 9

Por último, les traemos el paso número nueve, en donde luego de limpiar y curar la herida, debemos de acudir al veterinario para que así un especialista pueda evaluarlo y asegurarse que todo está bien.

De hecho, si nuestro perro tiene mucho dolor, podrá indicarte algún medicamento para ello. Del mismo modo, no olvides repetir la limpieza y el cambio de vendaje en la zona hasta que se encuentre totalmente sana.

Cuidados para la piel de mi mascota

Cada vez que nuestra mascota tenga una herida abierta debemos limpiar, desinfectar y detener el sangrado si es necesario, y que mejor producto para ello y para cuidar la piel que el agua oxigenada.

En caso de no saber cómo emplear este producto, puedes leer los pasos anteriores, ya que en ellos explicamos brevemente cómo utilizarla, de igual modo, independiente de la herida, es necesario realizar todo el procedimiento mencionado.

Si el cuidado para la piel que necesitas es en caso de haberse incrustado un objeto o residuo, debes desinfectar muy bien la zona con agua oxigenada y si existe un sangrado pues detenerlo, para luego acudir con un especialista y recibir la atención necesaria.

¿Cómo se debe utilizar el agua oxigenada?

El agua oxigenada es un producto excelente con el cual podemos desinfectar y curar heridas, en especial cuando estas son muy profundas.

Leer también:  ¿Puedo teñir el pelo de mi perro?

A pesar de ser un producto ideal para estos casos, es necesario saber cómo se debe utilizar para hacerlo de la manera correcta. Cuando llegues a aplicar agua oxigenada, al igual que yodo, solución fisiológica o agua, procura que estos productos no estén en contacto con los oídos, ojos y boca.

En caso de necesitar aplicarlo muy cerca de alguna de estas zonas porque allí se encuentra la herida, es mejor hacerlo utilizando una gasa humedecida con el agua oxigenada y luego realizar algunos toques en la zona afectada.

Si no es necesario colocarla, entonces mejor acude al veterinario y que allí se encarguen de brindarle el cuidado que amerita tu mascota.

Remedios caseros: Una excelente opción

Por si no lo sabías, existe gran variedad de plantas y de alimentos que sirven como remedios caseros para el cuidado de la piel y más aún cuando se tratase de heridas abiertas.

Entre los remedios caseros puedes encontrar los siguientes:

Azúcar

Este alimento ayuda perfectamente a tratar las heridas, en especial cuando estas se encuentran abiertas. Ayuda a reducir infecciones, a cicatrizar y a eliminar células muertas.

Miel

La miel ayuda a la piel del mismo modo que el alimento antes mencionado, en especial es utilizado para curar úlceras. Está debe ser utilizada luego de haber limpiado muy bien la herida, colocando en ella una capa muy fina, deja que esta actúe por al menos 2 horas y dos veces por día.

Retira la miel de la lesión, limpia muy bien el área y deja secar en su totalidad al aire libre. Cuando se encuentre seca, puedes aplicar nuevamente la miel y repetir el proceso.

También te puede interesar aprender ¿Cómo darle medicina a mi perro?

¿Cómo puedo cicatrizar una herida?

Existen dos productos excelentes e ideales para cicatrizar heridas, además de ello, ayudan a curar tan bien la piel que no dejan que quede marca alguna en ella. Conoce cuáles son a continuación:

  • Aceite de caléndula.
  • Aloe vera.

Ambos productos pueden ser usados tanto en humanos como en animales, siempre y cuando la herida ya se encuentre seca.

Aceite de caléndula

Caléndula es una excelente planta que ofrece grandes e increíbles propiedades para la piel. Entre sus beneficios puedes encontrar la capacidad para cicatrizar, es antiséptico, fungicida, antibacteriano, antiinflamatorio, reduce problemas digestivos y menstruales, ayuda a la vista y además de todo ello, también puede ser utilizado como cosmético.

Puedes cicatrizar una herida con caléndula cuando esta se encuentra justo en esta fase, ya que ayuda a la regeneración de la dermis. Puedes adquirir el aceite de caléndula y realizar infusiones a la hora del baño.

Aloe vera

De seguro has escuchado en algún momento que el aloe vera ayuda a cicatrizar y a regenerar la piel, así que debemos decirte que esto es totalmente cierto.

Puedes utilizarlo extrayendo la pulpa de la planta y luego aplicándola en la zona a cicatrizar. De igual modo, si lo deseas puedes adquirir el gel en alguna droguería y aplicarlo de esta manera.

Cómo curar a mi perro de una heridacon sábila

Deja un comentario