¿Cuándo Esterilizar a una perra?: Edad y cuidados

Aunque puedan existir varias razones que nos lleven a esterilizar a una perra, la más importante sigue siendo la de evitar camadas no deseadas. La esterilización de perras es ampliamente recomendada por las sociedades protectoras de esta especie animal, ya que consideran que es el único método ético y eficaz para evitar la sobrepoblación y el abandono canino. La decisión de cuándo esterilizar a una perra no puede tomarse a la ligera.

Cuando esterilizar a una perra

¿Qué es la esterilización en perras y cuando es más recomendable?

La esterilización en perras es una intervención quirúrgica donde se extirpan el útero y los ovarios del animal con la finalidad de impedir su reproducción. Este procedimiento se conoce también con el nombre de ovariohisterectomía, el cual se lleva a cabo bajo anestesia general para evitar que el animal sufra dolor. La esterilización de perros se denomina castración cuando se realiza en ejemplares machos.

¿Cuándo esterilizar a mi mascota? Aunque el procedimiento quirúrgico para esterilizar a una hembra puede realizarse en cualquier momento, se recomienda efectuarlo tras la culminación del primer celo o ciclo menstrual, el cual puede presentarse entre los 6 y 9 meses de edad, dependiendo de su raza, dieta y factores ambientales.

Algunos veterinarios sugieren esterilizar a la perra a los seis meses, previo a su primer celo argumentando que con ello se evita el surgimiento de tumores mamarios e infecciones de la matriz. Asimismo no produce efectos negativos sobre el crecimiento del animal.

Una perra con plenas capacidades sexuales para reproducirse puede lograrlo 2 veces al año. Su periodo de reproducción dura cerca de 3 semanas. 

Mientras un dueño de perro puede decir «no quiere que mi perra tenga hijos», otro dirá que si desea que su perra tenga, al menos, una camada. En este último caso, el dueño deberá esperar hasta su primer celo después del año y medio, que usualmente coincide con su tercer celo. Superada esa fase si se podrá mandar a esterilizar.

Leer también:  ¿Cómo hacer que mi perro pierda peso?

Cuando esterilizar a una perra

A una edad temprana, la esterilización sería menos difícil de realizar, pero puede resultar más complicada a edades avanzadas. Este procedimiento quirúrgico no se recomienda si mi perra está en celo o si está embarazada, ya que pueden surgir complicaciones con la anestesia. 

¿Cómo se realiza la esterilización de perras?

Una vez que ha sido anestesiada la perra, se procede a rasurar su abdomen para impedir que, debido al contacto entre el pelo y la herida abierta, surjan infecciones. La finalidad de la esterilización es extraer los ovarios y el útero del animal  con el menor riesgo posible.

Una vez concluido el procedimiento, se debe esperar por el despertar progresivo de la perra, lo que puede demorar unos minutos. Luego de despertarse, se le mantendrá en observación por algunas horas para estar seguro de que todo funciona bien. Usualmente, la perra retorna a casa el mismo día de la intervención.

¿Cuáles son los cuidados posteriores a la esterilización?

¿Cómo cuidar a mi perra tras el procedimiento quirúrgico?. Después de haber sido esterilizado el animal, toda la responsabilidad en su cuidado y pronta recuperación queda en manos de su dueño. Puede que, como resultado de la intervención, el animal se muestre ausente, aturdido, sin deseos de comer o beber.

Dada esa condición, lo recomendable es ofrecerle una comida ligera y húmeda a base de pollo y arroz. Si solo come un poco, se le puede dejar ayunar hasta el próximo día.

Cuando esterilizar a una perra

Para evitar que se lama la herida, y una potencial infección, se le debe colocar un collar isabelino (campana). Con el uso del collar también se impide que se arranque los puntos y pueda sobrevenir algo peor. En vista de que algún punto podría soltarse hay que supervisar su comportamiento, no permitiéndole que salte, corra, se suba y baje de la cama o sofá, etc.

Leer también:  ¿Qué hago si mi perro se come la caca?

Los medicamentos, dosis y horarios de administración serán indicados por el veterinario, al igual que el procedimiento para desinfectar e hidratar la cicatriz de la perra. De acuerdo al tipo de puntos aplicados a la perra por el veterinario, se podrá saber cuándo hay que removerlos. Actualmente se suele practicar una sutura intradérmica (puntos internos) con material reabsorbible que quizás no requiera ser retirado.

¿Cuáles son las ventajas de esterilizar a una perra?

  • Con este procedimiento se evita que la perra quede embarazada accidentalmente.
  • Se evita que desarrolle tumores, quistes y prolapsos, y consecuentemente prolongaremos su vida.
  • Se evita la aparición de piometras (infección en el útero).
  • Se impide que el animal desarrolle embarazos psicológicos (pseudogestaciones).
  • Se logra conseguir que la perra se relacione mejor con sus similares. Ten presente que suele molestarle cuando intentan montarla y no está predispuesta a ello, por lo que puede desarrollar rechazo a otros perros por esa razón.
  • Se impiden los enfrentamientos entre machos al no mostrar signos de celo.
  • Se evitan sus escapes, ya sea para rechazar a un macho en su fase no receptiva o, por el contrario, para relacionarse en su fase receptiva.
  • Aunque es de menor relevancia, se evitan sus sangrados cada seis meses.

¿En qué es desventajoso esterilizar a una perra?

  • La vida de la perra podría estar en riesgo por la aplicación de anestesia general, de tratarse de un animal de edad avanzada o de padecer alguna insuficiencia cardíaca o pulmonar.
  • En ciertos casos, el post-operatorio puede ser una etapa en que el animal se muestre débil, ausente e inapetente por lo que requerirá de los mayores cuidados de parte de su dueño.
  • En casos muy específicos, las perras pueden sufrir de incontinencia urinaria luego de la operación.
  • «Si ligo a mi perra engorda» es una inquietud común a muchos dueños. Tras la esterilización las perras tendrán (en ciertos casos) mayor predisposición a engordar y por ende habrá que supervisar su dieta y ejercitarla más.
Leer también:  ¿Cómo enseñar a un cachorro a hacer pis?

De acuerdo a lo aquí indicado, la esterilización conlleva pocos riesgos y muchos beneficios. Sin embargo, el desarrollo del procedimiento quirúrgico y las ventajas derivadas del mismo dependen de la edad de la perra y a su condición de  salud. De modo que la mejor asesoría sobre las ventajas y desventajas de la esterilización es la que proporcionará el veterinario.

Entre los novedosos métodos de esterilización que se han venido implementando en una cada vez mayor cantidad de clínicas veterinarias destaca la esterilización por laparoscopia. Es un procedimiento quirúrgico mucho menos invasivo, y que, en consecuencia, favorece la pronta y mejor recuperación del animal.

Igualmente te recomendamos este otro interesante artículo sobre cuáles son los Alimentos Prohibidos para perros

Deja un comentario