Drenaje de glándulas a los perros

El drenaje de las glándulas en los perros es una parte importante de la higiene del perro, las glándulas se encuentran en varias partes del cuerpo del perro, incluyendo la base de la cola, los costados, los codos y los muslos. El drenaje de las glándulas permite que el exceso de secreción se drene y evita que se acumule en el cuerpo del perro. Los perros que no tienen las glándulas drenadas pueden desarrollar una enfermedad grave llamada septicemia, que puede ser fatal.

¿Qué son las glándulas anales?

Las glándulas anales de los perros se encuentran en la base del ano. Son un par de glándulas pequeñas que producen una sustancia oleosa y viscosa, esta sustancia es esencial para la higiene de los perros, ya que ayuda a lubricar y proteger el ano de las bacterias, estas sirven para mantener la zona del ano limpia y libre de bacterias, también ayudan a los perros a marcar su territorio mediante la deposición de esta sustancia oleosa en los objetos y superficies.

La mayoría de los perros no necesitan que se les extraigan las glándulas anales, ya que estas se encargan de limpiarse solas, sin embargo, en algunos casos, las glándulas anales de los perros se pueden infectar u obstruir, lo que puede causar dolor y molestias. Si notas que tu perro está teniendo dificultades para defecar o que está lamiendo excesivamente su zona anal, es posible que las glándulas anales estén infectadas o obstruidas y necesiten ser tratadas por un veterinario.

¿Qué es el drenaje de glándulas a los perros?

El drenaje de las glándulas sebáceas en perros es una técnica que se utiliza para limpiar las glándulas sebáceas bloqueadas, las glándulas sebáceas son glándulas que producen una sustancia grasa y aceitosa llamada sebo, este se utiliza para lubricar y proteger la piel y el pelo del perro.

Leer también:  ¿Cómo puedo cambiar la alimentación de mi perro?

Sin embargo, a veces las glándulas sebáceas se pueden bloquear y no funcionar correctamente, esto puede causar que el sebo se acumule en la piel del perro y se convierta en un caldo de cultivo para bacterias y hongos. El drenaje de las glándulas sebáceas es una forma de limpiar las glándulas bloqueadas para que puedan volver a funcionar correctamente. Te recomendamos que conozcas por qué es importante la higiene de los perros.

Drenaje de glándulas a los perros

¿Qué síntomas indican que las glándulas anales no funcionan bien?

Las glándulas anales pueden no funcionar bien por varias razones, en algunos casos, las glándulas se obstruyen y no pueden drenarse correctamente. Esto puede ocurrir si el perro tiene una dieta pobre en fibra, si tiene diarrea crónica o si tiene una condición médica que afecta al sistema digestivo. En otros casos, las glándulas anales se inflaman o se infectan, lo que también puede impedir que funcionen correctamente.

Los síntomas de que las glándulas anales de un perro no están funcionando bien pueden incluir:

  • Tu perro se lame la zona en exceso
  •  Arrastra su ano por el suelo intentando rascarse
  • Ano irritado o enrojecido
  • Pus o secreción purulenta del ano
  • Dolor o incomodidad al defecar
  • Postura anormal al defecar, como levantar una de las patas traseras o sentarse de lado
  • Diarrea o heces muy blandas
  • Mal olor en el área del ano
  • Espasmos o contracciones en el área del ano

Si sospecha que su perro tiene problemas con las glándulas anales, debe llevarlo al veterinario lo antes posible. El veterinario examinará al perro y, si es necesario, realizará una biopsia de las glándulas para confirmar el diagnóstico, en algunos casos, el tratamiento consistirá en drenar las glándulas anales y limpiar la zona del ano, en otros casos, el tratamiento puede incluir antibióticos o incluso cirugía.

Leer también:  ¿Cómo evitar que tu perro enferme?

Cada cuánto hay que limpiar las glándulas anales del perro

Hay muchas razas de perros que tienen problemas con sus glándulas anales, y es importante que los propietarios de perros sepan cómo limpiar las glándulas anales de sus perros para mantenerlos limpios y libres de infecciones. Las glándulas anales se encuentran a ambos lados del ano, y su función es producir una sustancia oleosa que segregan los perros cuando defecan.

Esta sustancia ayuda a lubricar la materia fecal para que pueda ser expulsada fácilmente, sin embargo, si las glándulas anales se obstruyen o se infectan, pueden causar dolor y molestias a los perros, y también pueden ser un foco de infección para otras partes del cuerpo.

Hay que limpiar las glándulas anales del perro con cierta regularidad, ya que de lo contrario se pueden obstruir y producir una infección. Si observas que tu perro tiene diarrea o que está haciendo caca con sangre, es posible que tenga una infección en las glándulas anales.

En el caso de que tu perro tenga una infección, lo mejor es llevarlo al veterinario para que le dé el tratamiento adecuado. Mientras tanto, puedes limpiar las glándulas anales del perro con una solución de agua y vinagre. También puede interesarte cómo saber si tu perro está enfermo. 

Deja un comentario