¿Por qué mi perro llora cuando se queda solo?

Este problema en los caninos es mucho más común de lo que pensamos los amantes de peludos. Muchos perros comienzan a llorar cuando se quedan solos en casa y la razón de esto es que sufren de ansiedad por separación. Esta es la respuesta a por qué mi perro llora cuando se queda solo.

Los perros que sufren de ansiedad por separación son perros propensos a sentir mucho miedo en el momento que se quedan solos, porque piensan que los van a abandonar y que les puede pasar algo malo. En este post te vamos a mostrar todo lo que debes saber en caso de que tu perro llore mucho en el momento que se queda solo.

Por qué mi perro llora cuando se queda solo

Causas de que mi perro llora al quedarse solo

Los motivos por los que tu perro llora en el momento de quedarse solo pueden ser muy diversos, ya que muchos de ellos pueden hacerlo por diferentes miedos o estímulos que les hacen reaccionar de esta manera.

Los principales motivos por los que tu perro puede llorar al quedarse solo son:

Hiperapego

Una de las principales razones de esto puede ser que tu perro ha desarrollado conductas a raíz del hiperapego. El Hiperapego es una condición de los perros que pasan la mayoría del tiempo junto con su dueño en cualquier lugar, tanto en la casa como en la calle.

Cuando un perro desarrolla esta condición, empiezan a tener relaciones tóxicas con su amo y en el momento que no están cerca se desesperan. En estos casos es muy común que los dueños digan “Mi perro está apegado a mi”.

El origen de esta condición es que el perrito tuvo un desapego mal ejecutado y de forma prematura en el momento que se hace el desapego primario. El desapego primario correcto se hace en el momento que la misma madre de los cachorros comienza a rechazarlos, de esta manera ellos dejan de alimentarse de ella y aprenden a ser independientes.

Leer también:  ¿Cómo curar a mi perro de una herida?

Los perros que presentan un desapego primario incorrecto, son aquellos que son separados de sus padres antes de cumplir con el proceso natural de desapego que hace su madre. Esto genera que el perro pueda tener muchos problemas en su comportamiento al crecer y uno de estos problemas puede ser el hiperapego.

Ansiedad por separación

Los perros con ansiedad por separación tienden a ser confundidos con los que sufren de hiperapego o los que tienen falta de actividad o estímulos físicos. Pero, la diferencia principal al presentarse la ansiedad por separación en perros es que ellos comienzan a tener muchos trastornos negativos.

Los trastornos que presentan principalmente son destruir objetos de la casa, hacer sus necesidades donde no deben, llorar, ladrar, dejar de comer, hacen acciones compulsivas y hasta pueden llegar a causarse daño físico.

Muchas veces la causa de la ansiedad por separación se genera en los cambios de rutina, la agravación del hiperaego, alguna situación que le haya generado traumas o cambios de hogares.

Aburrimiento

Muchos perros pueden sufrir de aburrimiento, principalmente aquellos que tienen falta de estímulos, ejercicios o juegos en casa. Esto pasa mucho con los perros que no salen casi nunca a pasear, que no tienen relación con otros perros o que pasan mucho tiempo en casa solos.

En estos casos es importante crear una rutina en la que el perro pueda gastar todas sus energías y de esta manera evitar que se sientan frustrados o aburridos. Puede ser un paseo al menos una vez al día, muchos juegos en casa contigo o socializar con otros perros.

Por qué mi perro llora cuando se queda solo

¿Cómo le quito el apego a mi perro?

Después de saber cual es el motivo de por qué mi perro llora cuando se queda solo es importante comenzar a trabajar en ello. Una de las principales metas que hay que cumplir para que tu perro comience a mejorar es hacerle entender que no tiene motivo para sentirse de esa manera.

Leer también:  ¿Es verdad que los perros sienten cosas malas?

Lo que más se recomienda es que puedas tranquilizar a tu perro lo más que se puedas, puedes empezar haciendo salidas cortas para que el vea que siempre vuelves. Esto se puede repetir frecuentemente en varios momentos del día para que el pueda entender que vuelves y progresivamente vas aumentado el tiempo de las salidas.

Otro paso importante es que, en el momento de volver a casa, no le des tanta importancia al saludo que él te da, trata de saludarlo de una forma más tranquila, con la que él no se excite tanto y así puedes evitar que el espere tanto el momento de tu llegada.

Puedes hacer que el perro se distraiga en el momento que sales, las formas en la que lo puedes lograr son:

  • Sácalo a pasear o crea una rutina de juegos que lo canse, de esta manera él llega cansado y solo quiere descansar y así no se concentra en tu salida,
  • Puedes colocarle su comida justo antes de que salgas de casa, de esta manera el se concentra en comer y no está pendiente de llorar cuando sales,

Adicionalmente, es muy bueno que en casa el perro tenga un espacio en el que se pueda sentir cómodo, tranquilo y especialmente seguro. Debes procurar no hacer lo siguiente:

  • No lo dejes encerrado en una habitación de la casa
  • No encerrarlo en ningún espacio pequeño
  • No le coloque bozales

En el espacio en el que él debe estar, puedes colocar una manta en la que se pueda acurrucar tranquilamente, puedes usar prendas que sean tuyas y no estén lavadas, para que tu olor lo ayude a mantenerse más tranquilo.

Leer también:  ¿Hasta que edad crece un perro?

 

¿Qué hacer para evitar que mi perro llore cuando se queda solo?

La mejor manera en la que podemos evitar que nuestro perro llore cuando nos vamos de casa es aplicando los siguientes puntos:

  • Desde su infancia, el perro debe acostumbrarse a estar solo en casa. De esta manera él puede entender que es un momento normal en el que no debe tener miedo porque nada malo va a pasar.
  • No hacer muchos halagos o escándalos en el momento que llegas a casa. De esta manera, hacemos que el perro vea la entrada y la salida de la casa como algo normal, que no requiere de tanta emoción e importancia.
    • En caso de que el perro te reciba de una forma muy emocional, debemos ignorarlo hasta el momento que se calma.
  • Dejarlo dormir solo en un lugar destinado para ello, ya sea con una camita o una manta solo para él. Cuando el perro duerme en nuestra cama es más propenso a desarrollar ansiedad por separación o hiperapego.
  • No le des mimos a tu perro todo el día. Esto genera que el perro tenga mucha más dependencia. La autonomía es clave en los casos de los perros con ansiedad por separación, hiperapego o aburrimiento.

Deja un comentario