Mi perro tiene el abdomen inflamado ¿Qué hago?

En raras ocasiones, la hinchazón del abdomen en los perros es un signo de un problema médico grave, sin embargo, en la mayoría de los casos, la hinchazón del abdomen se debe a un problema relativamente benigno, como una indigestión o el exceso de comer. Aunque la hinchazón del abdomen puede ser muy incómoda para tu perro, generalmente no es una emergencia médica. Así que si tu perro tiene el abdomen inflado aquí te recomendamos que hacer.

¿Por qué mi perro tiene el abdomen inflamado?

Si tu perro tiene el abdomen hinchado, lo primero que debes hacer es llamar al veterinario, él podrá determinar si la hinchazón es causada por un problema médico grave o por una condición más benigna, si determina que la hinchazón es causada por un problema médico grave, tu perro puede necesitar tratamiento de inmediato.

Sin embargo, si el veterinario determina que la hinchazón es causada por una condición más benigna, y  es posible que el tratamiento no sea tan complicado. Puede que quieras saber cómo cuidar a un perro enfermo, qué cuidados necesita.

Causas del abdomen hinchado en perros

  • Indigestión: La indigestión es una de las causas más comunes de la hinchazón del abdomen en los perros, ya que la indigestión puede ser causada por una variedad de factores, incluyendo la ingesta de comida o bebida demasiado caliente o fría, la ingesta de comida o bebida en exceso, la ingesta de comida o bebida con un alto contenido de grasa, o el consumo de comida o bebida que no está bien cocida.
  • Cálculos biliares: Los cálculos biliares son pequeños depósitos de cristales que se forman en la vesícula biliar. Los cálculos biliares pueden causar dolor y hinchazón en el abdomen.
  • Gastritis: La gastritis es una inflamación del estómago. La gastritis puede ser causada por una variedad de factores, incluyendo la ingesta de comida o bebida en exceso, la ingesta de comida o bebida con un alto contenido de grasa, el consumo de comida o bebida que no está bien cocida, o el estrés.
  • Embarazo: El embarazo también puede causar hinchazón en el abdomen, si tu perra está embarazada, es posible que notarás que el abdomen está más hinchado de lo normal.
Leer también:  Enfermedad de addison en perros

Mi perro tiene el abdomen inflamado

  • Intolerancia a la lactosa: La intolerancia a la lactosa es una condición en la que el cuerpo no puede digerir la lactosa, un azúcar que se encuentra en la leche y otros productos lácteos. La intolerancia a la lactosa puede causar dolor y hinchazón en el abdomen. También te puede interesar saber cuáles son las mejores comidas para perros con alergias o enfermedades.
  • Exceso de comida: Comer en exceso es otra de las causas de hinchazón en el abdomen, si tu perro come demasiado, la comida puede bloquear el flujo de aire en el estómago, lo que puede causar hinchazón.
  • Embarazo: El embarazo también puede causar hinchazón en el abdomen, si tu perra está embarazada, es posible que notarás que el abdomen está más hinchado de lo normal.
  • Cáncer: El cáncer también puede causar hinchazón en el abdomen, si la hinchazón se deba a un padecimiento por cáncer, es posible que notes que el abdomen está más hinchado de lo normal.

¿Qué hacer si mi perro tiene el abdomen inflamado?

Si notas que el abdomen de tu perro está hinchado y/o inflamado, es importante que acudas al veterinario de inmediato. El abdomen hinchado puede ser un signo de una grave condición médica, como una obstrucción intestinal o un tumor, o cualquiera de las causas que te hemos mencionado anteriormente.

El abdomen inflamado también puede ser un signo de una condición menos grave, como una simple indigestión, o un embarazo, sin embargo, es importante que el veterinario examine a tu perro para determinar la causa de la hinchazón y hacer el tratamiento adecuado.

Leer también:  ¿Qué hago si mi perro tiene gripe? remedios y cuidados

Deja un comentario