Mi perro tiene pancreatitis: ¿Qué es y tratamiento?

El páncreas es una de las glándulas que se encuentra ubicada en el organismo de todas las personas muy cerca del estómago, y tiene dos grandes funciones, una endocrina y la otra exocrina. Pero, en el caso de los animales ¿También la tienen? Sí, tanto humanos como animales en su interior tienen esta importante glándula, que cuando se inflama genera una enfermedad. Entonces, los perros tienen páncreas pero, si mi perro tiene pancreatitis ¿Qué debo hacer?

Perro con pancreatitis

¿Mi perro tiene pancreatitis?

Lo primero que debes saber es que el páncreas es una de las glándulas más importantes del organismo, y es que, al igual que en los seres humanos, tiene dos funciones. La primera es la de endocrina, que contribuye con la producción de algunas hormonas (insulina y glucagón), mientras que la segunda es la exocrina y se encarga de la producción de enzimas relacionadas con la digestión, entre las cuales se mencionan la amilasa y la lipasa.

Sin embargo, su funcionamiento se ve afectado cuando se genera una activación temprana de las hormonas mencionadas, y se inicia el proceso de digestión dentro de la glándula, haciendo que esta última se inflame y es lo que conocemos como »Pancreatitis».

Ahora bien, la pancreatitis es una enfermedad que afecta el sistema gastro intestinal, y se produce en humanos y animales por igual. Pero, actualmente se presenta con más frecuencia en los gatos y perros específicamente.

La enfermedad tiene varias formas de manifestarse, puede ser aguda, crónica, grave o ligera. La gravedad de los síntomas depende de la rapidez con la que se detecte la enfermedad y la condición del afectado, también del tratamiento que esté recibiendo.

¿Cuáles son las causas de la pancreatitis?

Dependiendo del animal al que se haga referencia, las causas pueden cambiar un poco, por esto, a continuación mencionamos las más comunes.

Pancreatitis en los perros

  • Una alimentación con alto porcentaje de grasas.
  • Obesidad.
  • Enfermedades en el sistema endocrino, que afecten el metabolismo de las grasas.
  • Traumatismos graves.
  • Diabetes tipo 1 y 2.
  • Como consecuencia de algunos medicamentos.
  • Por genética.
  • Síndrome de Cushing.

A pesar de que es una enfermedad que se puede presentar independientemente de la edad del perro, o la raza, generalmente, se produce con más frecuencia en las más pequeñas y en edades mayores de los cinco años.

Pancreatitis en gatos

En estos casos la enfermedad se presenta en la mayoría como crónica, esto debido a que el sistema digestivo se encuentra muy irritado o inflamado. Pero, las causas mayormente son por traumas o infecciones.

Leer también:  ¿Hasta que edad crece un perro?

¿Cuáles son los síntomas de la pancreatitis en perros?

Si te preguntas ¿Cómo serán los síntomas en el páncreas de mi perro? Dependen de la gravedad con la que se produce la enfermedad, pero, los que se presentan con más frecuencia son lo siguientes:

  • Dolor abdominal muy intenso.
  • Vómitos.
  • Pérdida del apetito.
  • Fiebre, o en algunas ocasiones temperatura muy baja.
  • Diarrea.
  • Pérdida de peso.
  • Deshidratación.
  • Debilidad.
  • Latidos del corazón con ritmo irregular.
  • Dificultad para respirar.
  • Shock.

Una de las características más notables físicamente, es que debido al dolor tan intenso que se presenta, los perros se pueden observar con la espalda un poco doblada, y el pecho muy cerca del suelo.

Mi perro tiene pancreatitis y dolor abdominal

¿Cómo saber si mi perro tiene pancreatitis?

  • El primer diagnóstico de la enfermedad se realiza mediante un examen físico en donde se deben evaluar todas las partes y sistemas del perro, para comprobar sus funciones o daños.
  • ¿Si mi perro tiene pancreatitis le hacen exámenes de sangre? La respuesta es que sí. Allí, el especialista verifica todos los valores de la amilasa y lipasa, para analizar cualquier alteración que exista.
  • También a través de una ecografía abdominal para verificar el tamaño del páncreas, y comprobar si se encuentra inflamado o no.

Lo importante del diagnóstico es realizarlo a tiempo para que el tratamiento pueda funcionar lo más rápido posible. La enfermedad en los perros se puede presentar de forma crónica o aguda, y también leve o severa. Dependiendo de eso, el pronóstico de salud puede variar un poco; evidentemente en los casos leves la mejoría suele notarse en poco tiempo, mientras que, en los severos la recuperación puede ser mayor.

Por esto es muy importante que ante cualquier síntoma que observes en tu perro, lo lleves a un especialista para que lo chequeen, y tener un diagnóstico rápido.

¿Cuál es la diferencia entre pancreatitis aguda y crónica?

Para comenzar la pancreatitis aguda es una enfermedad que inicia su desarrollo de forma muy rápida y sin esperarla, además, en caso de que la inflamación del páncreas aumente también puede afectar a otros órganos que estén cerca.

En el caso de la pancreatitis crónica, esta se va generando de forma progresiva, por lo tanto, el tiempo para su desarrollo es más largo. En relación a los síntomas, estos no suelen manifestarse con frecuencia, y lo más sorprendente es que este tipo de inflamación se puede producir después de estar mucho tiempo expuesto a una aguda.

Leer también:  ¿Puedo teñir el pelo de mi perro?

¿Cómo curar a mi perro de pancreatitis?

Dependiendo del tipo de pancreatitis que tenga tu mascota el tratamiento puede cambiar. En el caso de que sea una aguda, lo más recomendable es hospitalizarlo para que sean tratados todos los signos y síntomas relacionados con el shock y la deshidratación.

Uno de los mejores tratamientos es darle un periodo de reposo al páncreas, sobre todo en el momento justo antes del desayuno. Pero, lo más importante de esto, es que mientras no exista la alimentación de costumbre, debes mantenerlo hidratado y con un equilibrio de electrolitos para evitar que se generen complicaciones en su organismo.

De acuerdo a algunos especialistas, también es recomendable que en estos casos el tratamiento que se use sea la nutrición enteral antes de cualquier cosa. Sin embargo, escoger entre uno y otro depende estrictamente del especialista y la experiencia en el tema.

Otro de los tratamientos que reciben son los antibióticos como método preventivo para que no se produzca ningún tipo de infección que complique la situación de tu mascota. Igualmente, cuando el dolor es muy intenso (que sucede en la mayoría de los casos) los medicamentos por elección son los narcóticos.

Igual es importante tener en cuenta que, el tratamiento va a depender de los signos y síntomas que esté presentando tu mascota. Por ejemplo, si se están produciendo algunas alteraciones en el corazón, el especialista tomará la decisión de comenzar con la medicación específica para esos trastornos.

En los casos más complicados, si no funciona ninguno de los tratamientos mencionados anteriormente, la única opción es realizar una cirugía con la finalidad de que la inflamación en la glándula pueda ser eliminada por completo.

Otro aspecto importante, es que, si recibe el tratamiento completo igualmente es muy propenso a que los episodios de pancreatitis se repitan. Por esto te recomendamos que elimines o reduzcas la cantidad de factores que aumentan el riesgo de que se repita la enfermedad.

Leer también:  ¿Cómo saber si mi perro esta deshidratado?

¿Qué hago si mi perro tiene pancreatitis? Y modificación de la dieta

Después de que tu mascota atraviesa por una pancreatitis, sin importar el grado de severidad que sea, es necesario modificar su alimentación. La dieta debe ser Low Fat, lo que también es conocido como baja en grasa, esto con la finalidad de que se utilicen ingredientes más sencillos de digerir, y así facilitar el trabajo del páncreas y no forzarlo demasiado.

¿Se puede eliminar la pancreatitis con suplementos?

Recuerda que, esta es una enfermedad que se debe tomar en serio, y no debes creer en recetas naturales para eliminarla. Una vez teniendo en cuenta este aspecto, después de que el veterinario determina el problema de tu mascota también puede prescribir algunos suplementos para combatir la enfermedad.

De acuerdo a diversos estudios, se cree que algunos suplementos de enzimas digestivas contribuyen a combatir la pancreatitis, esto debido a que el funcionamiento de la glándula recibe una gran ayuda, y, por lo tanto, su trabajo disminuye. Sin embargo, no es una opción que funcione por igual en todos los casos, por esto es importante acudir a un especialista y consultar.

Otra de las sustancias que también funciona es el aceite de pescado, sin embargo, por el alto porcentaje de grasa no es tan recomendado en los casos de pancreatitis, pero, también ayuda a disminuir los valores de lípidos en la sangre. Recuerda que, si decides utilizar este suplemento debe combinarse con vitamina E.

Ahora una vez que sabes todo esto, también debes tener en cuenta que algunos de estos suplementos incluso pueden empeorar la situación de la mascota. Por esto, lo más recomendable es que antes de utilizar alguno visites y consultes a un veterinario.

Conclusión

Como te pudiste dar cuenta la pancreatitis es una enfermedad que necesita de una observación y diagnóstico inmediato. La inflamación de la glándula puede incluso causar la muerte de tu mascota, por lo tanto, ante los primeros síntomas que observes debes ir con tu perro al veterinario.

Además, debes tener en cuenta que, las razas que tienen más posibilidades de sufrir pancreatitis son los Schnauzer. En estos casos hay que tener aún más cuidado. Si quieres conocer más sobre la salud de tus animales puedes visitar Perros con Síndrome de Down .

Deja un comentario