¿Qué hago si mi perro tiene rabia? Vacunas y precauciones

Las mascotas son seres que, al igual que los humanos pueden sufrir de algunas enfermedades infecciones provocadas por virus o bacterias, y necesitan ayuda para lograr una pronta mejoría. Una de las más comunes es la rabia, y esto se debe a que se encuentra en la mayoría de los lugares del mundo, pero ¿Qué hago si mi perro tiene rabia? Es una  pregunta que muchos usuarios se hacen, y por esto, el día de hoy te dejamos toda la información.

Qué hago si mi perro tiene rabia o lo sospecho

¿Qué hago si mi perro tiene rabia y no lo sabía?

La rabia es una de las enfermedades más comunes en los perros, y es que, es un virus que se puede encontrar casi en cualquier lugar del mundo, y por esto, los animales son uno de los principales agentes de transmisión. Es una infección muy peligrosa, que, incluso puede causarle la muerte a quién la padece, por esta razón, es importante que se diagnostique a tiempo, y así comenzar el tratamiento lo más rápido posible.

Para entrar un poco más en el tema, el significado de »rabia», se da a partir del latín Rabidus, lo que en el español se traduce como feroz, furioso o delirante. Y este nombre se le otorga a la enfermedad debido a sus síntomas más característicos.

La enfermedad se origina por la participación de un virus Rhabdoviridae que modifica el comportamiento del sistema nervioso central, hasta incluso llegar a las glándulas salivales del animal, haciendo que, exista un exceso de saliva en su boca.

Consideraciones

Si eres uno de los usuarios que se pregunta ¿mi perro tiene rabia? Lo primero que debes hacer es asegurarte de que realmente sea esa enfermedad y mantener la calma. Además, también puedes hacer lo siguiente:

  • El primer aspecto que debes tener en cuenta es si existe alguna mordedura en el cuerpo del perro, o cualquier otra lesión provocada por el cambio de comportamiento.
  • Dependiendo de la fase en la que se encuentre la enfermedad, puede tener dolor, estar irritable, tener fiebre, molestias cuando se acerca a la luz, tos, entre otros síntomas. Cuando observes este tipo de manifestaciones, lo más recomendable es acudir a un veterinario para que realice un diagnóstico adecuado.
  • Cuando tengas dudas sobre la enfermedad de tu perro, debes revisar su cuerpo muy bien, pero con guantes. Esto debido a que, el virus se encuentra vivo sobre la piel hasta después de dos horas de la exposición.
  • Un dato importante a tener en cuenta, es que, muchas veces las primeras fases de la enfermedad no se pueden manifestar, y por lo tanto los síntomas se presentan ya en la última cuando el pronóstico del perro es muy delicado, hasta incluso pudiendo tener parálisis.

Además, recuerda que, la rabia no es la única enfermedad que afecta el sistema nervioso de tu perro, por esta razón, es muy importante acudir al veterinario ante cualquier duda o síntoma alarmante, y así tener un diagnóstico rápido para evitar el mayor daño posible en el organismo del animal.

Leer también:  ¿Por qué mi perro se rasca mucho? Causas y remedios

qué hago si mi perro tiene rabia y cuáles son los síntomas

¿Cómo se transmite la rabia?

Una de las primeras formas de contagio de esta enfermedad es a través de la mordida, y es que la saliva es el agente principal para contagiar a otra persona o animal. Por ejemplo, si tienes una herida abierta y entra en contacto con la saliva del perro, ya el porcentaje de transmisión es muy alto.

También en este aspecto es importante tener en cuenta que existen perros con más riesgo de contraer la enfermedad, y este es el caso de los que no se encuentran vacunados, o aquellos que también tienen mucho contacto con los animales silvestres. Por esta razón, es muy importante establecer un plan de prevención o de diagnóstico rápido si la infección ya está presente.

Fases de la enfermedad

Asimismo, para comprender un poco más la transmisión de esta enfermedad también es importante tener en cuenta las fases por las que atraviesa durante todo su desarrollo. Lo primero que sucede justo después de la mordedura, es que el virus ingresa al organismo del perro hasta llegar a los músculos y tejidos, para posteriormente comenzar con su multiplicación y propagarse por más lugares.

Como es un virus que afecta principalmente todo el sistema nervioso, especialmente a las fibras, su medio de transmisión no es la sangre. Por lo tanto, este tipo de fluido no es uno de los potenciales transmisores, sin embargo, el aspecto que sí tiene importancia es la fase en la que se encuentre.

La de incubación

Esta es la primera fase que atraviesa el perro, inicia desde el momento en el que es mordido, hasta que aparecen las primeras manifestaciones. Una de sus principales características es que el animal se encuentra totalmente calmado, incluso se observa bien sin ningún cambio en el comportamiento o en su físico. Gracias a esto, tiene una duración desde una semana o muchos meses, dependiendo de la condición del afectado.

Prodrómica

Es la fase en donde los primeros síntomas comienzan a aparecer, entonces, puedes notar que el perro está más nervioso, cansado, ansioso o asustado. Su duración puede ser desde los 2 a 10 días aproximadamente.

Fase de agresividad

Es la fase más importante de la enfermedad, y es la que la caracteriza, porque el perro está muy irritable y agresivo, hasta incluso puede mostrar deseos de morder a sus dueños. Es en donde más cuidado hay que tener, para evitar la transmisión de la enfermedad, y actuar de forma rápida con el tratamiento para disminuir las lesiones y daños en el animal.

Leer también:  ¿Por qué los perros comen hierba para vomitar?

Parálisis

Es la última fase de la enfermedad, en donde observas al perro parcial o totalmente paralizado, incluso puede tener algunos espasmos musculares, que en muchas ocasiones pueden llegar hasta la muerte.

Síntomas de la rabia

Los perros con rabia presentan diferentes síntomas dependiendo especialmente de la fase de desarrollo en la que se encuentre la enfermedad. Este virus puede tener una incubación de hasta incluso 8 semanas o un poco más.

Los síntomas que te hacen pensar ¿Mi perro tiene rabia? son aquellos que afectan específicamente al sistema nervioso central y el cerebro. A pesar de que las fases mencionadas en la sección anterior son muy importantes, no siempre las manifestaciones son iguales, y por lo tanto, debes conocer algunas otras:

  • Vómitos.
  • Fiebre.
  • Convulsiones.
  • Dificultades para tragar.
  • Hidrofobia.
  • Fotofobia.
  • Irritabilidad.
  • Agresividad.
  • Apatía.

A pesar de que los síntomas pueden ser una de las formas por las cuales se puede diagnosticar la rabia, no siempre suelen ser positivos. Esto debido a que hay muchas otras enfermedades que también afectan el sistema nervioso, por esto, lo más recomendable es acudir al especialista y realizar los estudios pertinentes.

Para conocer más información relacionada con este tema también puedes leer todo sobre mi perro está vomitando espuma blanca y así, diferenciar los síntomas de las enfermedades en cuestión.

¿Cuál es su diagnóstico?

El diagnóstico utilizado anteriormente consistía en realizar una prueba de tinción de los anticuerpos fluorescentes, analizando todos los tejidos cerebrales del perro, sin embargo, es un método que en la actualidad ya no se utiliza porque se le debía practicar la eutanasia a la mascota.

Actualmente, la forma principal de diagnosticar esta enfermedad es visitando a un especialista, y una vez en el lugar, el perro se aísla para observar los síntomas detalladamente, además de también hacer estudios de serología para verificar si existe o no el virus dentro del organismo.

En caso de que el perro muera porque los síntomas han evolucionado hasta llegar a la última fase de la enfermedad, si se toma la decisión de realizar la prueba de tinción directa de anticuerpos fluorescentes o también conocida como DFA.

Tratamiento

La enfermedad de rabia no tiene un tratamiento, ni mucho menos cura, esto se debe a que su evolución es muy rápida y los síntomas agresivos. Entonces lo único que queda por hacer cuando la infección está en su última fase, es provocar la muerte del perro, y así evitar que continúe sufriendo o que empeore. A pesar de que no existe un tratamiento, la opción en este caso es tener un buen plan de prevención establecido con la aplicación las vacunas.

Vacuna antirrábica

Desde el nacimiento del perro es importante mantener un control de todas las vacunas que debe recibir para prevenir algunas enfermedades, igual como sucede con los bebés. En el caso de la vacuna antirrábica, esta se debe colocar en una primera dosis a las 16 semanas de vida, y, un único refuerzo después de que pase un tiempo, puede ser entre 1 y 3 años después de la primera, esto con el objetivo de mantener la protección contra la infección.

Leer también:  ¿Por qué los perros aúllan? Principales razones

La función de la vacuna antirrábica, es ingresar al sistema nervioso del perro, y gracias a sus componentes inmunizantes activos lograr evitar que la mascota adquiera la enfermedad en cualquier momento.

Mantener el control adecuado de todas las vacunas en tu mascota es una responsabilidad que no debe ser olvidada, gracias a la aplicación estas sustancias puedes evitar que, incluso tu perro muera, o sufra grandes lesiones y daños en su organismo. Sin embargo, recuerda que, toda esta planificación debe estar autorizada por su veterinario y ante cualquier duda debes consultar, ya que también pueden existir algunas reacciones adversas.

¿Cuál es el pronóstico de un perro con rabia?

El pronóstico depende estrictamente de la fase en la que se encuentre el perro, sin embargo, tampoco se puede determinar el tiempo exacto que puede durar tu mascota viva con esta enfermedad. Otro aspecto que se tiene en cuenta en estos casos, es la profundidad de la mordida, mientras más tejido alcance más rápido será su propagación y por ende su evolución.

Sin embargo, de acuerdo a los estudios la esperanza de vida de un perro con rabia es muy corta, puede ser de 15 a 90 días, también dependiendo de la edad que tengan. Pero, otro de los factores que influye en este aspecto, es la rapidez con la que ataca el sistema nervioso central, cuando la enfermedad llega a esta fase la muerte puede ser tan rápida que varía entre los 7 y 10 días.

Por esta razón, es muy importante acudir al veterinario ante cualquier duda, de esta forma puedes tratar los síntomas del perro y evitar que continúe sufriendo.

¿Qué hacer si otro perro muerde al mío?

Lo primero que debes hacer es llamar a los especialistas en caso de que el perro no tenga dueño, de esta forma, pueden encontrarlo y realizarle los exámenes correspondientes para analizar su estado de salud, y si puede afectar a tu mascota.

Si tu mascota ya tiene la vacuna antirrábica, es importante que, ante cualquier exposición con animales se evalúe y determine si necesita de una dosis de refuerzo para evitar contraer la enfermedad de la rabia, por ejemplo.

En caso de que el perro tenga dueño, debes conocer la historia completa de las vacunas y el estado de salud de la mascota. En algunas ocasiones es recomendable acudir con ambos a un veterinario.

Deja un comentario