¿Qué puedo hacer si mi perro no quiere comer?: Causas y tips

Cuando tu peludo no quiere comer se puede deber a diferentes razones, una de ellas puede ser una enfermedad o que le estás proporcionando alimentos que sean de mala calidad. Pero, sea cual sea la causa, es importante que no ignores este punto, ya que la falta de alimentación en un perro puede ser muy dañina para su salud.

Como en la mayoría de los casos, la primera recomendación siempre es que visites a un veterinario, principalmente si la falta de apetito es causada por una enfermedad. Pero, te queremos proporcionar unas soluciones que puedes consultar con tu veterinario en cuanto a la veracidad de toda la información que te vamos a dar.

De esta manera, puedes hacer que tu peludo comience a tener apetito nuevamente.

Qué puedo hacer si mi perro no quiere comer

Causas por las que mi perro no quiere comer

 Antes de que empieces a ver los remedios caseros o posibles acciones que puedes hacer para que tu perro coma, es importante que primero veas cual es la raíz del problema, ya que a partir de allí sabremos cuales son las acciones que debemos tomar.

Cuando un perro tiene falta de apetito es un comportamiento completamente anormal, por lo que hay que poner mucha atención en cuales son los motivos por los que no quiere comer.

Por estrés

Una de las respuestas a la pregunta de ¿Por qué mi perro no come? Puede ser el estrés. Esta emoción puede ser un motivo por el que tu perro no quiere comer y si se expone a este sentimiento constantemente, se le pueden generar algunas enfermedades y comportamientos de destrucción.

¿Por qué mi perro tendría estrés? Pues, puede ser una causa individual en cada perro, muchas veces es por los cambios de ambiente cuando hay mudanzas, casos en los que hay adopciones, la llegada de bebés a la casa, aburrimiento o falta de actividad física.

Enfermedades de la respiración

Los perros son propensos a muchas enfermedades respiratorias y una simple gripe puede ser la causa de que no quiera comer. Adicionalmente, así sea una enfermedad leve como la gripe o enfermedades respiratorias más graves, el moco que generan puede evitar que perciban el olor de los alimentos y por ello no les da apetito.

Qué puedo hacer si mi perro no quiere comer

Traumatismos

En el caso de los peludos que han sufrido caídas, heridas o golpes, puede que no quieran comer a causa del dolor que esto les genera. Cuando los perros sufren heridas son muy propensos a tener cambios de comportamiento, por ello debes llevarlos de inmediato al veterinario.

Indigestiones

Los perros, así como nosotros, sufren de indigestión. Por ello, este puede ser uno de los motivos por los que no quieren comer. La indigestión les puede generar malestares, los cuales les quitan el apetito y él mismo por supervivencia prefiere esperar un tiempo prudencial para comer nuevamente, generalmente duran un día.

También pueden sufrir de gases, estreñimiento y diarrea, por lo que puede que no quieran comer por ello.

Leer también:  ¿Por qué mi perro se rasca mucho? Causas y remedios

Tipo de Pienso

En muchas ocasiones, es común que los perros no quieran comer pienso, puede que sea porque es un alimento de baja calidad o porque se le cambió el tipo de pienso. Debes tener en cuenta que es bueno invertir en un buen alimento, que le brinde todas las propiedades ideales para abarcar todas las necesidades nutricionales que tenga.

Parásitos

Un mal muy común en los perros son los parásitos intestinales y uno de los síntomas de este mal es que el perro no quiera comer. Esto se debe a que los parásitos le generan mucho malestar general, gusanos en las heces, vómitos y muchos más que hacen que pierda el apetito.

En estos casos, lo mejor es visitar al veterinario para que te indique un medicamento ideal para combatir a los parásitos.

Qué puedo hacer si mi perro no quiere comer

Ingesta de medicamentos

En el caso de los perros que se encuentran recibiendo un tratamiento por algún tipo de enfermedad, puede que los efectos que causan los medicamentos causen que no quiera comer nada.

Pero, lo ideal en estos casos es que consultes esto con el veterinario sobre lo que se debe hacer, ya que el tratamiento no se puede cambiar de forma arbitraria y las acciones que debes tomar pueden depender del tipo de medicamento que se encuentra tomando.

Vejez

Los perros que son viejos tienen tendencia a que comen menos, esto se debe a que se exponen a menos actividades físicas, lo que hace que consuman menos energía y no requieren reponerla de una forma rápida.

Condiciones bucales

Los peludos pueden sufrir de caries, tener tumores en su boca o alguna obstrucción, lo que hace que no tenga apetito para ingerir sus alimentos. Las condiciones y enfermedades mencionadas generan que el perro tengo muchas molestias al masticar y por ello deja de intentar comer.

Otras causas

En caso de que tu perro no presente ninguna de las características anteriores, otros de los motivos por los que tu perro no quiere comer pueden ser:

  • Insuficiencia renal
  • Tumores
  • Vacunas
  • Pancreatitis

Sea cual sea el motivo por el que tu perro no quiere comer, si pasa más de 24 horas sin hacerlo debes llevarlo inmediatamente al veterinario.

¿Qué hacer si mi perro no quiere comer?

En el momento que tu perro no quiere comer, debes empezar a tomar las medidas cuánto antes y darle las atenciones necesarias para que el pueda seguir ingiriendo sus alimentos.

Uno de los principales factores para que el perro pueda mejorarse, son justamente los alimentos, ya que, si no come va a tener menos energía, comenzará a debilitarse y esto puede empeorar la situación.

Además de llevarlo al veterinario, puedes hacer una serie de cosas en casa que se conocerían como Remedios Caseros, los cuales te pueden ayudar a que tu perro quiera comer nuevamente. Pero, siempre ten en cuenta que debes saber bien cual es el motivo por el que tu perro no quiere comer.

Leer también:  ¿Cuál es la misión espiritual de los perros?

Ningún remedio casero que encuentres en internet va a ser el sustituto de una atención veterinario o un tratamiento de enfermedades.

Sabiendo todo esto, te mencionamos algunas de las cosas que puedes hacer para responder a la pregunta de ¿Qué Puedo Hacer Si Mi Perro No Quiere Comer?

Prepara para el perro una comida apetitosa

Una de las cosas que puedes hacer es que tu perro coma algo diferente o que llame su atención. Puedes intentar con trozos de pollo o pavo, que se encuentres tibios.

En caso de que no quieras acostumbrar al perro solo a comer esas cosas, puedes optar por mojar el pienso que le das normalmente con caldo de pollo, caldo de carne o cualquier líquido que le guste y no le haga daño. Debes tener cuidado con la leche, ya que en ocasiones les puede dar malestares estomacales.

El caldo o los trozos de carne que le ofrezcas deben ser calentados para luego ofrecerlos al perro cuando estén tibios, esto debido a que cuando la comida se encuentra caliente se pueden sentir más sus olores y esto llama la atención del perro.

Adicionalmente, en el caso de los perros que se encuentran enfermos con mucosidades o congestiones, el vapor que desprende la comida tibia les puede ayudar a descongestionarse.

Selecciona los alimentos que le das al perro

Si tu perro se encuentra enfermo, debes tener en cuenta que requiere de alimentos que le den todo ese extra de energía que la enfermedad le arrebata, de esta manera se puede recuperar más rápido. Los alimentos deben ser coherentes con la condición que tiene.

Por ejemplo:

  1. Si el perro tiene estreñimiento, se les puede dar comidas que sean ricas en fibra para estimularlos a expulsar sus heces.
  2. En el caso de los perros que tienen diarrea, debes tener alimentos que le den mucha proteína y es indispensable que se encuentren bien hidratados. Se recomienda en estos casos el caldo de pollo.
  3. Para los perros que sufren de enfermedades respiratorias, deben comer alimentos que sean ricos en Fósforo.

Incluye especias en los alimentos

Los olores que tienen los alimentos son un factor muy importante para los perros, por ello el hecho de agregar cosas nuevas a los alimentos puede llamar su atención y darles más apetito.

Una de las cosas que puedes hacer es rociar el alimento con hojas de eneldo, menta, alfalfa, jengibre o hinojo. Este tipo de aromas fuertes pueden ser agradables para el perro.

En el caso de los perros que requieren de mucha hidratación, le puedes agregar menta o jengibre al agua, de esta manera pueden sentirse atraídos por el agua también. Ideal para las recuperaciones de los caninos.

Algunos remedios en casa para los perros que no quieren el pienso

Si lograste descartar que tu perro tenga algún traumatismo, enfermedad o problema en su boca, puede que tu perro simplemente no quiera comer el pienso que le estás dando. Si tu caso es este, puedes aplicar los siguientes métodos caseros:

Leer también:  ¿Cómo entrenar a tu perro para que sea un perro de terapia?

Compra un pienso que sea de mejor calidad

La calidad de los alimentos que le compras a tu perro es más importante de lo que piensas. La buena calidad de un pienso no solo es comprar los sabores que le gusten a tu perrito, sino que le compres aquellas mascas que tengan buenos nutrientes y que le den la alimentación adecuada.

Además, en muchas ocasiones los alimentos de mejor calidad desprenden mejores olores para los perros, lo que hace que se les abra el apetito aún más.

¿Le has dado comida húmeda?

Otra de las opciones por las que puedes optar al momento de dar alimento a tu perrito es la comida húmeda. Puede ser un buen sustituto del pienso seco, ya que es la mejor manera de darle algo diferente a tu perro.

Debes tener en cuenta que la comida húmeda no se puede mezclar nunca con la seca, lo ideal es que unos días le ofrezcas la húmeda y otros días le ofrezcas la seca.

En caso de que a tu perrito no le agraden las comidas enlatadas, puedes optar por humedecer el pienso seco con aceite de salmón o caldo de pollo.

Dale variedad en los ingredientes

Los perros que solo llevan una dieta basada en el pienso no disfrutan de una alimentación completamente equilibrada. Es importante que los perros puedan probar otros alimentos y para ello puedes ofrecerles carnes como:

  • Pollo
  • Pavo
  • Jamón sin san
  • Yogurt desnatado
  • Zanahorias
  • Frutas

De esta manera, le puedes dar un extra en los nutrientes de sus alimentos y le va a agradar probar alimentos diferentes.

Menú casero

Siguiendo con la variación en los alimentos, una buena manera de hacerlo es haciendo comidas caseras, de esta manera le das una variación en los alimentos y les permites tener una dieta más balanceada.

Con los alimentos caseros, le puedes proporcionar al perro alimentos que mejoren su tránsito intestinal, la digestión, su pelaje, la piel y su salud completa.

Esta opción puede ayudar en caso de que tu perro no quiera comer o que nada de las soluciones que te hemos mencionado te haya funcionado. Una dieta con alimentos preparados te puede ayudar.

Una de las opciones que puedes investigar para la dieta de comida preparada en casa es la dieta BARF, la cual se basa en puros alimentos crudos o consultar con tu veterinario una dieta especial para tu canino.