Mi perro está vomitando espuma blanca ¿Qué hago?

Los vómitos son síntomas que se manifiestan en muchas de las enfermedades caninas. Que un perro vomite espuma blanca no necesariamente indica presencia de alguna patología. Su aparición puede deberse a fallas funcionales y no a un padecimiento.  Si te has preguntado por qué mi perro esta vomitando espuma blanca, en este artículo te daremos respuesta.

Mi perro esta vomitando espuma blanca

¿Por qué mi perro vomita espuma blanca?

Llamamos vómito a la expulsión repentina de la materia acumulada en el estómago, la cual puede ocurrir por distintas razones. El vómito en perros no es una preocupación mayor, ya que puede ser un evento aislado y puede que en minutos el animal supere el malestar. 

Lo que primeramente se debe averiguar es cuántas veces ha vomitado el can. De haber vomitado una sola vez, constata si presenta otros síntomas anormales. La espuma blanca en perros se compone de saliva y jugos gástricos y se manifiesta al irritarse la mucosa protectora del estómago.

El vómito blanco en cachorros, perros de edad avanzada o con algún padecimiento requiere consultarse con un veterinario. Dada la fragilidad de su sistema inmune, los vómitos persistentes pueden causarles deshidratación o alguna enfermedad. 

En contraste, un perro saludable y que solo vomita espuma blanca ocasionalmente, podría estar padeciendo una indigestión, haber tomado demasiada agua o haber comido muy rápido. En caso de que haya recurrencia en el vómito o venga acompañado de otros síntomas, lo más sensato es consultar con un especialista. 

Causas principales del vómito blanco en perros

Son múltiples las razones por las cuales un perro puede vomitar blanco. Entre las más importantes destacan las siguientes: 

Indigestión

El malestar de las mascotas a nivel estomacal suele ser la causa más frecuente de su vómito blanco. Su indigestión y su consecuente vómito puede deberse a que quiere eliminar lo que le está provocando el malestar. Cuando un can toma demasiada agua, come hierba o come demasiado o muy rápido, es usual que vomité un par de veces, lo cual no debe ser motivo de preocupación.

Mi perro esta vomitando espuma blanca

Reflujo ácido

La gastritis canina por reflujo se evidencia cuando el perro vomita espuma blanca antes de comer. En este tipo de gastritis, la bilis retorna al estómago y suele irritarlo, lo que da lugar al reflujo ácido y al vómito con espuma blanca o amarilla.

Si mi perro tiene gastritis lo que se recomienda es alimentarlo con porciones de comida más pequeñas pero más frecuentes. Al disminuir el tamaño de las porciones y aumentar su número, se evita que la bilis reingrese al estómago de tu can. De llegar a persistir la gastritis se hace necesario consultar al veterinario.

Tos de Perrera

Aquellos canes que tosen mucho y vomitan espuma blanca y que provienen de ambientes donde comparten con muchos otros perros,  probablemente sufren de tos de la perrera. Se trata de una irritación de la tráquea que provoca tos seca y un vómito espumoso al final. Suele llamársele también la «enfermedad del hueso atragantado», lo que nos da una pista de por qué la tos excesiva da paso a un vómito de espuma blanca.

Leer también:  Mejores comidas para perros con alergias o enfermedades

Hinchazón

La hinchazón se presenta mayormente en perros adultos y provoca que el estómago se sature de gases, líquido o comida.  Esta condición le produce al animal dolores muy intensos, acompañados de vómitos con espuma blanca, por lo que requiere de ser tratada con urgencia. Encías pálidas, estómago endurecido, babeo, tos e imposibilidad de hacer sus necesidades son algunos de los síntomas que un perro con esta condición puede presentar.

Enfermedad renal

Si un perro vomita espuma blanca y tiene dificultades para orinar y se desorienta fácilmente seguramente padece de problemas renales. Las patologías renales pueden tener su origen en la ingesta de algo con elevados niveles de toxicidad o pueden derivar de alguna dolencia que se ha desarrollado con el paso del tiempo. Los perros enfermos con esta condición requieren de ser estabilizados inmediatamente por el veterinario.

Parvovirosis

Este padecimiento es bastante frecuente en cachorros y animales de la calle a los que no se ha vacunado. El parvovirus se contagia con suma facilidad y suele ser mortal en cachorros. Los vómitos con espuma blanca, diarrea con sangre, falta de apetito, letargo y fiebre son algunos de los síntomas de la parvovirosis.

Mi perro esta vomitando espuma blanca

Si mi perro tiene parvovirus, debo prevenir al veterinario antes de llevarlo a consulta, para que éste tome las medidas de precaución necesarias para no contagiar a los demás animales.

Pancreatitis

A una buena digestión contribuye enormemente un páncreas saludable. Un perro que adolece de pancreatitis vomita espuma blanca frecuentemente, camina con la espalda encorvada, no tiene fuerzas y se deshidrata muy fácilmente.  La presencia de esta dolencia debe ser tratada por el veterinario lo antes posible.

Demasiado ejercicio

Ejercitarse demasiado puede provocar vómitos blancos en los perros. Al eliminar mucha agua al correr, los animales se deshidratan y, además, mientras corren fuerzan su sistema respiratorio. Tal nivel de exigencia puede provocarles náuseas.

Lo recomendable es que el animal realice ejercicios de forma controlada, cerciorándote de no exceder su capacidad de resistencia y permitiéndole tomar agua cada vez que se sienta sediento. Si no supervisas que ello ocurra así, expones a tu perro a recibir golpes de calor o a experimentar desmayos a causa del cansancio.

¿Por cuáles otras razones puede vomitar espuma blanca un perro?

El hecho de que los perros vomiten espuma blanca generalmente se debe a las causas anteriormente expuestas. Aún así, los vómitos ocasionales o repentinos pueden desencadenarse por otras razones. Lo que sí debe ser motivo de preocupación es cuando esos vómitos vienen acompañados de otros síntomas como temblores o convulsiones.

¿Por qué mi perro vomita espuma blanca y tiene diarrea?

Se han presentado casos donde el perro además de vomitar espuma blanca también sufre de diarrea, señal evidente de trastornos en el sistema digestivo del animal. La conjunción de ambos malestares se explica por algunas de las siguientes causas:

  • Indigestión o empacho.
  • Canal digestivo obstruido.
  • Estrés o temor.
  • Intoxicación.
  • Infección a nivel gástrico, intestinal o gastrointestinal.

La presencia de ambos síntomas es señal de que se debe llevar al perrito al veterinario, y se hace necesario acudir de forma urgente si se observa sangre en las heces o en el vómito. Los perros que sufren de parvovirosis suelen presentar estos síntomas.

Leer también:  ¿Por qué no puedo dejar a mi perro en el coche?

¿Por qué mi perro vomita espuma blanca y no tiene apetito?

Después de vomitar, algunos perros rechazan su alimento, hasta el de su mayor agrado. Puede ocurrir que sientan que sus estómagos están revueltos o inclusive con acidez, razones que les pueden hacer perder el apetito.

Cuando la parte interna del estómago del animal (su mucosa) se ha inflamado, se habla de una gastritis. Una gastritis es frecuentemente provocada por un virus. Al terminar el ciclo del virus, la inflamación estomacal desaparecerá y los vómitos y la inapetencias, entre otros síntomas, igualmente se desvanecerán.

A un perro que vomita espuma blanca y que no desea comer, se le puede ayudar a sanar ofreciéndole agua en poca cantidad y algunos alimentos ligeros, como caldo de pollo, carne de pavo a la plancha o en embutido sin sal agregada, entre otros. Es un tarea que requiere de mucha paciencia.

¿Por qué mi perro vomita espuma blanca y tiembla?

Si mi perro convulsiona o tiembla ¿A que puede deberse?. El temblor en un perro puede ser causado por estrés, ansiedad o temor. Asimismo, puede ser consecuencia de padecimientos como el moquillo canino o distemper, intoxicación o envenenamiento, hipoglucemia o, inclusive, puede ser un efecto secundario de algún medicamento.

Dada la diversidad de causas que pueden provocar que un perro vomite espuma blanca y tiemble, no se debe aguardar mucho para llevarlo ante el veterinario. Esa visita se tornaría urgente de manifestarse más síntomas, o si el enfermo fuese un ejemplar cachorro o un animal anciano, o con algún trastorno de salud previo. La urgencia se hace mayor mientras más tiempo lleve el animal enfermo sin presentar mejoría.

¿Por qué mi perro vomita saliva blanca y le falta la respiración?

Síntomas como estos son señal de que el can padece lo que se conoce como colapso traqueal, una enfermedad degenerativa que afecta mayormente a animales de pequeño tamaño y particularmente, a los que tienen más de seis años de edad. Este padecimiento se debe a que todos o algunos de los anillos de la tráquea presentan alguna deformidad o aplanamiento. Tal defecto provoca su obstrucción, sintiéndose el animal como ahogado o atragantado.

Al perro se le dificultará respirar cuando se expone a alérgenos e irritantes, al usar un collar que le apriete mucho o cuando se tira de la correa y el collar presiona sobremanera la tráquea, si es un animal obeso, si corre o bebe muy rápido o inclusive cuando se altera, ya sea porque se alegra o se emociona.

En situaciones como las anteriores, al perro le cuesta respirar y, cuando revisten mayor gravedad, puede llegar a expulsar espuma blanca y vomitar. Puede que requiera atención veterinaria y que se le administren broncodilatadores para evitar los ahogos.

La mayoría de las veces, el animal logra superarlo sin necesidad de tratamiento. Bastará con permitir que deje de hacer lo que hacía, por ejemplo removerle el collar o impedir que beba demasiado rápido. Asimismo, se le puede calmar  y masajear con suavidad la zona de la garganta.

Leer también:  Problemas en los huesos de los perros

¿Qué debo hacer si mi perro vomita espuma blanca?

Puede que el trastorno gastrointestinal de tu perro indique que subyace un problema de mayor gravedad, por lo que consultar al veterinario nunca estará de más, sobre todo si hay algún motivo para preocuparse.

La visita al experto veterinario está indicada si el animal, además del vómito blanco, manifiesta otros síntomas como tos, problemas para respirar, letargo o temblores. Si por el contrario, crees que tu cachorro solo comió un poco de hierba y el vómito no parece anormal, quizás no tenga ningún malestar.

En caso de que el malestar de tu perro sea de naturaleza estomacal, tu objetivo debe ser calmar la espuma en su intestino. Para ello te recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • Se debe estar atento a los síntomas.
  • Al sacarlo de paseo evita que ingiera hierbas o cualquier otra cosa.
  • No dejes que lama o se coma su vómito. Algunos perros se comportan así, lo cual tiene varias explicaciones.
  • Facilítale agua fresca, pero en poca cantidad y no lo obligues a beberla.
  • Aparta de su entorno cualquier objeto que haya podido morder y pueda ser el causante del vómito.
  • No le ofrezcas alimentos para humanos, particularmente cebolla, uvas pasas o chocolate, alimentos azucarados, con grasa o picante.
  • Evítale los golpes de calor.
  • Debes informar al veterinario del estado del animal.
  • Constata si los vómitos se repiten y registra su frecuencia para notificarlo al veterinario.

No alimentes al perro hasta por 12 horas y proporciónele hielo en vez de agua para evitar que ingiera grandes cantidades del líquido. Esto último hasta que los síntomas desaparezcan. Cuando el animal esté listo para comer de nuevo, brindale una pequeña porción de comida de fácil digestión (pollo y arroz hervidos).

Razas de perros con tendencia a vomitar espuma blanca

Ciertas razas de perros tienen mayor predisposición a vomitar espuma blanca, lo cual, al parecer, se explica por sus características morfológicas. Entre ellas encontramos a:

  • Shih tzu.
  • Yorkshire terrier.
  • Poodle o caniche.
  • Bichón maltés.
  • Pug o carlino.
  • Bulldog inglés.
  • Bulldog francés.
  • Bóxer.

Lo reducido del diámetro de la tráquea (con o sin colapso) de estas razas caninas, al igual que sufrir de corazón dilatado (corazón que aumenta de tamaño)  incidirían en esa predisposición. Además, al degenerarse las válvulas de su corazón se manifiestan trastornos cardíacos. La conjunción de estas deficiencias provocan que estas razas de perros tiendan a vomitar espuma blanca. Una de las razas más proclives a ello es la bulldog.

Para malestares como éste los veterinarios suelen recomendar lo siguiente: no permitirle ingerir agua con la comida, ubicar el comedero en un lugar más elevado y no exponerlo a estrés o ansiedad después de las comidas.

Igualmente te recomendamos este otro interesante artículo: ¿Cómo darle medicina a mi perro?

Deja un comentario